comunas al mando

comunas al mando
Visita el blog de la Red Nacional de Comuner@s

La Quinta Columna Ideológica y el Caballo de Troya. (Parte I)

Carlos Armando Lazo Respuesta a los académicos de la Quinta Columna Ideológica autores de 'Qué hacer', dirigidos por el Dr. Felipe Pérez Martí.


Algo breve sobre caballos de Troya y quintas columnas.

El antiguo Caballo de Troya

Cuando los troyanos, luego de un asedio de nueve años al que estaban siendo sometidos por parte de los aqueos, vieron situarse frente a la gran puerta de la ciudad de Troya un prodigio, algo que superaba su imaginación, y que era un enorme caballo de madera cuyos ojos podían ver por encima de sus murallas, y cuya existencia no habían imaginado ni visto antes, y cuya presencia era inexplicable en medio de la larga guerra, creyeron que tal aparición era un envío de los dioses que aseguraba su victoria sobre los atacantes griegos, pues además, en su costado izquierdo, había una inscripción que parecía anunciar la retirada de los aqueos. Pero aquella visión se transformó en la sorpresa más grande y trágica de sus vidas, pues habiéndolo introducido dentro de la ciudad, donde se le rindieron los homenajes propios de lo que creían que era, descubrieron que dentro de su vientre se había escondido su más temible enemigo: los guerreros griegos más importantes, sus fuerzas especiales, como diríamos hoy, que salieron del prodigio, abrieron las puertas de la ciudad y los griegos entraron en ella y la tomaron.

Aquel caballo ha sido, desde La Odisea, el modelo del engaño bien presentado que encierra la muerte para el que lo recibe en su seno, tanto más cuanto que al morir Aquiles, los griegos perdieron su más formidable guerrero y para vencerlo Calcante les sugirió que sólo el engaño podía hacerlos tomar Troya.

La oposición que asedia a la Revolución no ha perdido ningún guerrero pues no tiene ninguno, y menos cuando de nuestra parte estaba Hugo Chávez, el más formidable guerrero que ha tenido la patria desde Bolívar, al que perdimos el 5 de marzo. La oposición tiene un enano moral y político llamado Capriles, y tiene mucho dinero, y el apoyo de los Estados Unidos de Norteamérica. Esto invierte la relación. Los defensores de la Nueva Troya Revolucionaria perdimos a Chávez y los asediantes criollos e imperialistas no tienen líderes de valor, sólo mercenarios, por eso sólo pueden vencer la revolución con engaños, como un caballo de Troya y una quinta columna.

El moderno caballo de Troya

Hoy día, un caballo de Troya no es un portaaviones ni un submarino nuclear. Ahora somos más refinados, ahora los caballos de Troya son filósofos, juristas, humanistas, científicos, economistas, etc., gente formada al más alto nivel intelectual y técnico que operan a lo interno de las instituciones de los estados que tienen una política de transformación social como la nuestra. Tienen la apariencia de la grandiosidad, el prestigio del omniconocimiento y de la infalibilidad al hablar, pues están respaldados por el prestigio de universidades, que si son del primer mundo, son imbatibles, sólo si no tienen que enfrentarse con el mundo real, allí, tienen que confrontar sus teorías con esa terquedad que tienen los hechos, la historia y la lucha de clases.

La quinta columna

Durante la Guerra Civil Española, al menos a dos generales se les atribuye la expresión por la que mencionaban las columnas del ejército franquista que marcharían sobre Madrid, y hablaban de cuatro, pero agregaban que había una quinta columna en Madrid, mimetizada como Republicana pero era del ejército nacionalista de Francisco Franco y estaba lista para entrar en combate al momento en que se les diera la orden. Desde aquellos tiempos, la quinta columna designa al enemigo interno que trabaja para el invasor.

En la Venezuela revolucionaria de hoy, están situados, dentro de los organismos que toman las decisiones económicas, de políticas económicas, de políticas fiscales y de la planificación del sector productivo nacional, no privado, una serie de personas, que en virtud de su formación académica dentro de la teoría económica neoclásica (de excelente nivel casi todos), es decir de la teoría cuyo único objeto es ser el conocimiento formal, y prescriptivo, cuya finalidad es la de optimizar el factor capital, o sea, teoría de la óptima combinación de factores, trabajo, tierra y capital, para la optimización del factor capital, es decir, para que se acumule el factor capital, sin consideración a los otros dos factores: el trabajo y la naturaleza.

Esta formación que poseen dentro de la economía neoclásica y de las políticas neoliberales, determina que el comportamiento intelectual espontáneo, las respuestas espontáneas, los razonamientos que surgen de manera automática en sus mentes, sean, siempre -sin comprender siquiera que sus respuestas favorecen a una sola parte de la sociedad-, en favor de la parte de la sociedad propietaria de los capitales. Esto hace imposible, que se puedan desarrollar estrategias de transformación hacia el socialismo de la sociedad venezolana, pues sus planificadores piensan siempre, pues no tienen otra forma de hacerlo, como funcionarios de la clase capitalista. 

Al grano: Los límites de los autores de ¿Qué hacer?

Imposibilidad de incluir la historia, la política y la lucha de clases en sus explicaciones

Una de las cuestiones básicas que no pueden ser expresadas ni explicadas dentro del contexto de las concepciones de la teoría económica neoclásica, es la relativa a la lucha de clases como componente esencial para explicar la dinámica económica, y en consecuencia, los contextos político e histórico, como dimensiones integradas e integradoras de la teoría económica -como lo hace Mrx en El capital. Esta limitación no tiene gran importancia si los economistas no intentan explicar un proceso de transición al socialismo y diseñar políticas para lograrla, pero se vuelve un obstáculo, si tienen que hacer ambas cosas. No tiene importancia en el primer caso, pues en él, el problema económico se reduce sólo a diagnósticos técnicos y soluciones técnicas y, el conflicto de clases se resuelva con engaños, con limosnas o con la policía si es el caso, como ocurre actualmente en Europa.

El obstáculo se les presenta porque el actual proceso político e histórico venezolano, cuyo eje organizador es político, es de transición a una sociedad sin clases sociales, que significa una distribución del poder social que antes no existía en nuestro país. Lo anterior implica tomas de posición teórica acerca de lo que realmente es y ha sido siempre la economía, pues ella es una ciencia que llegó al escenario científico, cuando las estructuras por medio de las cuales se produce la acumulación capitalista no son evidentes, sino que son operaciones estructurales y sistemáticas, o sea, relaciones sociales de producción y de intercambio propias del modo de producción capitalista, y por lo tanto oscuras para todo ojo profano. Y cuando esa oscuridad se aclara -una de las grandiosas hazañas de Marx-, sale a la luz la espina dorsal de la historia y de lo económico, que es la lucha de clases, y en el capitalismo, el poder oculto detrás de la democracia burguesa, cuyo despotismo es encubierto por las relaciones de aparente igualdad en el intercambio entre el trabajo y el capital.

Esto nos obliga a plantear el asunto de la división de la sociedad burguesa en clases sociales, la clase de los trabajadores y la de los dueños de los capitales, y en consecuencia -en nuestro caso, el de la Venezuela de hoy-, la forma como se da en nuestro país la lucha de clases, dado que transitamos -con muchos obstáculos-, hacia la sociedad sin clases, lo que pone en evidencia el básico asunto histórico de que lo que está en juego es la distribución y la redistribución del ingreso nacional y, dado que la Constitución de 1999, no impide la propiedad privada sino que permite otras formas diferentes, y dado que los propietarios capitalistas privados de medios de producción, consideran que la justicia consiste en ser ellos los únicos que tienen el derecho a ser propietarios de sistemas productivos y distributivos, y los trabajadores libres asociados como colectividades, no tienen derecho a producir ni a administrar, entonces los enfrentamientos de clase se vuelven de manera evidente el contenido del conflicto social, para lo que es necesario tener los instrumentos teóricos indispensables, que se encuentran en la obra de Karl Marx y de toda la tradición revolucionaria.

El escenario de lucha de clases en Venezuela, y el tener un gobierno que organiza el conflicto en favor del trabajo en lugar de hacerlo en favor del capital como había sido en todo nuestra tradición económica y política anteriores, determina que las políticas económicas deban ser derivadas de una intencionalidad y una teoría, que comprenda en su planteamiento teórico, tal escenario. Este, es diferente, de aquel con el que se encuentra un gobierno que administra los equilibrios y desequilibrios que se le presentan en su función de ser el decisor en última instancia, para restablecer el equilibrio económico y político necesario, cuando el desequilibrio surge de las luchas interburguesas. En este caso se cumple la afirmación de Marx en El manificesto del partido comunista según la cual el gobierno en la sociedad burguesa es ...el comité que administra los negocios de la burguesía

La limitación intelectual de los economistas neoclásicos tiene su origen en que su teoría económica tiene como único objeto de estudio el óptimo uso del capital con la finalidad de su reproducción, y de su crecimiento permanente, que se realiza por la óptima combinación de los factores de producción, tierra trabajo y capital, para que se cumpla de manera exclusiva la finalidad antes mencionada, que es su crecimiento indefinido. Durante el siglo XX el conocimiento económico se transformó en teoría de la óptima combinación mencionada, y la base material de esta transformación fue que la gran mayoría de las sociedades del mundo se organizaron para reproducir su vida material y sus intercambios bajo la lógica capitalista. Esto último sucedió por obra de políticas imperiales de apropiación por la fuerza militar o por otros medios, comerciales y políticos, de enteras naciones de producción no capitalista; con ello comienza el siglo XX, y permite transformar la teoría económica de su anterior forma de existencia, como teoría ontológica, a teorías normativas o prescriptivas, es decir, teorías acerca de la forma en que debe funcionar el aspecto económico de la sociedad para que toda ella funcione bien, aspecto despótico de la teoría si se tiene en cuenta a Pinochet, experimento básico de la teoría neoclásica en su variante neoliberal.

Dado que virtualmente todas las naciones del mundo funcionaban ya en su aspecto económico bajo la misma lógica capitalista, sólo quedaba -para culminar la tarea-, la operación de prescindir del mundo real y enunciar su lógica de funcionamiento económico -y ésta fue, enunciar el capitalismo en estado puro: ideal-, y proceder, en consecuencia, a su formulación matemática, y a partir de esta formulación, a definir las condiciones formales o ideales para su óptimo funcionamiento, que debían ser las que le darían su forma al funcionamiento general de la sociedad, lo más similar a aquel óptimo. De allí la economía dejó de ser ontológica, o referida al mundo real, y pasó a ser normativa, o sea, pasó a prescribir cómo se debe hacer para hacerlo bien, tanto en el sector privado como desde el estado, o sea, cómo debe ser la economía para que la sociedad funcione lo más cerca a la perfección; y ésta se define, como el mejor ejercicio de la función económica capitalista.

Dentro de ese marco teórico no cabe la política, no cabe explicar el poder como resultado de la lucha de clases. Sin embargo, hay casos relativamente recientes: por ejemplo, la nueva distribución del poder en Inglaterra luego de su revolución del siglo XVII liderizada por Oliver Cronwell, que fueron 30 años de guerra civil; o bien, la historia de la Revolución Francesa, y la transformación subsiguiente de Francia y de toda Europa en países encaminados a la transformación burguesa de sus economía y sociedades. Estas revoluciones fueron el resultado de luchas de clases sangrientas, o sea, guerras, que llevaron a un nuevo equilibrio social y a una nueva distribución del poder en la sociedad, donde la clase emergente, la burguesía logró entronizarse como la clase dirigente de la economía y del estado.

En consecuencia, la historia y la lucha de clases, son dinámicas íntimamente ligadas a la economía, y por esta razón nuestros economistas neoclásicos se vuelven quinta columna y caballos de Troya, cuando diseñan políticas económicas, como si aquellas no existieran, pues sólo saben de dinámica del capital y nunca de dinámica histórica ni de lucha de clases, porque ellas no se encuentran en sus teorías, y cuando las aceptan lo mencionan como externalidades.

La lucha de clases fue registrada en la historia del mundo antiguo en forma de noticias sobre rebeliones de esclavos; en el medioevo con las muchísimas rebeliones de siervos contra señores, de ciudades contra poderes políticos y económicos más grandes que ellas, de luchas entre maestros y oficiales en el mundo de las artesanías. Pero fue en el siglo XIX, cuando tales reseñas e historias relativas a luchas de clases, encontraron su sistematización teórica, y fueron asumidas como el hilo conductor de la historia y de su estructura dinámica, y como lo que explica también la acumulación de fuerzas sociales e históricas, que permite conocer o interpretar, las épocas de revolución y de transición entre modos de producción.

Fue Karl Marx, como sabemos, quién logró incorporar las rebeliones de todo tipo en la historia dentro de un contexto explicativo general cuya racionalidad, la lucha de clases, les confirió rango de conocimiento científico. Lo anterior lo realizó, durante toda su reflexión teórico-filosófica, comenzando por los Manuscritos de economía y filosofía de 1844, hasta el final de su carrera científica y filosófica en El capital, que es uno de los resultados en que se expone la base constitutiva del modo de producción capitalista en la compra-venta de fuerza de trabajo. En La ideología alemana, produce la definición del objeto de la ciencia de la historia, de la dinámica del desarrollo económico que produjo el modo de producción capitalista, siendo adicionalmente, el capítulo XXIV de El capital, el texto clásico para la explicación de la transición del feudalismo al modo de producción capitalista. 

En el caso de Venezuela se trata de una lumpen burguesía pro imperialista, enfrentada por obra de sus intereses de clase -dependientes de su sujeción a los capitales extranjeros-, con los intereses del resto de la sociedad venezolana.

Los economistas de la Quinta Columna Ideológica (QCI), que son los Intelectuales Orgánicos a la Lumpen Burguesía Pro imperialista (IOLBPI), ignoran lo básico, por lo que no logran entender, pues no se encuentra dentro de los límites de sus teorías, y por ello sólo se limitan a reiterarlas sin entrar en el debate de las cuestiones planteadas por mí en los diferentes artículos. No se dan cuenta que lo que fracasó es el modelo de capitalismo neo colonial, periférico. La teoría neoclásica fracasa al explicar el Capitalismo Neo colonial y periférico.

Estas cuestiones objeto de mis planteamientos son:

  1. Que estamos viviendo la arremetida masiva y planificada contra nuestras reservas internacionales, o dicho de otro modo, se trata del intento de la apropiación por cualquier vía, del Valor de Retorno de la Exportación Petrolera, para incrementar sus ganancias y destruir la política social del gobierno para acabar con la revolución, por la vía de la implosión. Tan sencillo como eso.
  2. En segundo lugar, un ataque al pueblo venezolano mediante un instrumento de guerra económica que es el acaparamiento, para provocar escasez artificial. Ataque que no es nuevo en Venezuela, ni en Nuestra América: ha formado parte de los instrumentos utilizados tanto en Chile para tumbar a Allende, y en Venezuela, para crear las condiciones de agitación, desasosiego y finalmente desesperación, que condujeron a los Golpes de Estado en ambos países.
  3. Esta guerra no es el resultado de escasos conocimientos teóricos y técnicos para el manejo de la economía, en realidad es la expresión de la lucha entre, la lumpen burguesía neocolonial, subordinada al capital transnacional -que expresa los intereses del CAPITAL MONOPOLISTA INTERNACIONAL-, y, por el otro lado, los sectores desposeídos de medios de producción que personifican los intereses del TRABAJO y ahora defendidos y representados en el gobierno bolivariano revolucionario. Esta es la contradicción fundamental de la relación de CAPITAL en la Venezuela de hoy. Si, la Lucha de Clases, en la que la lumpen burguesía venezolana expresa los intereses del Gran Capital Monopolista Internacional, y le sirve a su expansión. A través de nuestra burguesía, recibimos los ataques económicos, políticos y militares del exterior. En consecuencia, es una lucha de clases antagónica e irreconciliable, por el excedente económico petrolero.
  4. La burguesía venezolana se convirtió en una burguesía compradora, subordinada a los monopolios imperialistas, sobre todo, después de la imposición del Tratado de Reciprocidad Comercial con los Estados Unidos en 1939. (Lea: La Diplomacia de López Contreras y El Tratado de Reciprocidad Comercial con Estados Unidos, de Clemi Machado de Acedo y Marisela Padrón Quero 1987). En consecuencia, la burguesía venezolana, no pudo liderizar el proceso de sustitución de importaciones, no tenía ni la capacidad financiera, ni científica, ni tecnológica para hacerlo, construyendo un parque industrial asociado a las transnacionales, débil, sin capacidad exportadora, e incapaz de asegurar la soberanía económica, dependiente de las importaciones de materias primas y maquinaria, del pago de patentes y de una notable penetración de monopolios imperialistas que repatrian parte de la plusvalía a través de la ganancia capitalista de su actividad, en un proceso continuo de descapitalización del país. (lea: Crisis de la Democracia 1970 CENDES. José Agustín Silva Michelena)
  5. La política de substitución de importaciones fue financiada por el excedente petrolero. Este fue utilizado para que la burguesía instalara sus empresas asociadas a los capitales transnacionales, y dependientes de ellos, por lo tanto, neocoloniales. Estableciendo un fuerte vínculo de dependencia, ya que las condiciones para su reproducción se encuentran asociadas a ellos. Esto condujo al establecimiento de un aparato industrial con capacidad productiva pero sin capacidad tecnológica. Es así como hoy en día, la revolución bolivariana se puede explicar por el fracaso del modelo del capitalismo periférico implantado en la IV República.
En términos muy globales, el resultado del proceso de desarrollo tecnológico venezolano fue el de una industria con poca capacidad tecnológica...Otra característica de la industria ha sido su fuerte dependencia de insumos extranjeros...se puede afirmar que...la tecnología quedó entendida como una mercancía, siempre disponible en el mercado, la cual se adquiría incorporada tanto en maquinarias y equipos, como en servicios diversos de asistencia técnica. En otras palabras, fue vista como un insumo que podía comprar a los fines de poder producir un determinado producto y para cuya selección, adquisición y uso no se requería de un nivel de capacitación particularmente alto.( H. Viana - M. A. Cervilla - I. Avalos - A. Balaguer 1992) 

La alianza reciente, entre Leches Pascual y Alimentos Polar para producir yogurt de larga duración, (Migurt) es un típico ejemplo de este tipo de alianzas neo coloniales.

  1. Este aparato industrial no pudo soportar ni responder al incremento de la capacidad de compra del pueblo venezolano, al ser aplicado el programa social expresado en las misiones: la capacidad de compra sobrepasó con creces la capacidad productiva. Debido a su pobre desempeño en lo que se refiere a la capacidad tecnológica, el aparato productivo venezolano ha sido incapaz de beneficiarse del incremento de la demanda elevando la producción rápidamente, debido a su característica dependencia del resto del mundo, en ese caso, prefiere incrementar los precios, que no requiere ningún esfuerzo especial. Esta es la Inflación Estructural de la escuela de la CEPAL. Esta conducta de todo el empresariado neocolonial, expresa una además un alta concentración oligopólica, para capturar la máxima cantidad del dinero en circulación.
  2. La guerra económica está centrada en el acaparamiento para generar escasez y en la especulación para generar inflación, esto lo puso al descubierto el Comandante Hugo Chávez. En el campo político y militar, la guerra ha sido: Golpe de Estado y Sabotaje petrolero. Todos estos hechos, organizados, planificados y ejecutados por los empresarios, y financiados por el Departamento de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica, se desarrollaron desde el 6 de diciembre de 1998, cuando hubo el primer intento de golpe de estado contra el candidato Chávez, que había vencido en las elecciones, y fue dirigido por el general Rubén Rojas Pérez, yerno del presidente Rafael Caldera. En consecuencia, no es por culpa de la mala política económica del gobierno como dicen estos economistas académicos de la Quinta Columna Ideológica, que son los Intelectuales orgánicos de la Lumpen Burguesía proimperialista.
  3. El Dr. Felipe Pérez no ha respondido a ninguna de las objeciones expuestas por mí en los anteriores 7 argumentos, enunciados más arriba en el resto de los anteriores artículos. En ellos doy argumentos económicos, extraídos de la reciente historia, por medio de los cuales, puedo afirmar que no es por culpa de la mala política económica del gobierno, que la burguesía dejó de ser puramente tal, sino que comenzó a actuar políticamente, como dicen los economistas académicos de la Quinta Columna Ideológica, que muestran ser los Intelectuales orgánicos de la Lumpen Burguesía Pro imperialista, veamos lo que dicen:

..., ha sido en parte el propio gobierno, con sus políticas económicas, quien las ha estimulado a organizarse políticamente contra él... (contra el Gobierno Revolucionario).

  1. Estos señores, de la Quinta Columna Ideológica, Intelectuales orgánicos de la Lumpen Burguesía, obvian que, como he dicho más arriba, el primer intento de golpe de estado fue el 6 de diciembre de 1998, cuando el General Rubén Rojas Pérez, yerno de Caldera, intentó impedir que el triunfo del Comandante Hugo Chávez Frías se concretara en su toma de posesión del gobierno de Venezuela (como ya dije).
  2. Por otro lado, la política que desarrolló el gobierno en los primeros dos años estuvo signada por el recorte presupuestario para el año 1999 de 987,1 millones de Bs, disminución, que aún para Marzo se percibía insuficiente porque la cotización del petróleo venezolano llegó a estar en $ 7 el barril, con la perspectiva de un déficit fiscal de 9% del PTB. En este contexto de crisis presupuestaria y financiera, comenzó la aplicación del programa de gobierno donde se proponía el pago de la deuda social y la reconstrucción de la infraestructura educativa y hospitalaria, destruida con el objetivo de privatizarla. Para ello se organizó el Plan Bolívar 2000.
Argumentos que tampoco responden: Las alianzas de clase contra el gobierno revolucionario. Lo que estimuló a la burguesía a organizarse política y militarmente.

  1. El Comandante no siguió la política del FMI, que en este contexto de crisis presupuestaria debía haber continuado, de haber sido un economista de pensamiento burgués. Es decir, cualquier economista racional aplicaría las políticas del FMI porque ese es el recetario universal. Éste propone: 1. Crecimiento equilibrado del comercio exterior; o sea, auspicio de la estabilidad cambiaria; 2. mantenimiento de tipos de cambio al margen de depreciaciones con fines competitivos y; 3. la corrección del desequilibrio de la balanza de pagos. Esta receta se parece a lo que plantean siempre los economistas, pues, ellos piensan siempre, de forma espontánea, soluciones ligadas a los intereses de la burguesía, que son el poder en toda sociedad capitalista.
  2. Otro de los aspectos que desarrolló el gobierno bolivariano del Comandante Chávez, fue su gira por los países de la OPEP, con el objetivo de reconstruir los precios del petróleo mediante la convocatoria de la Segunda Cumbre de la OPEP que se realizo exitosamente en Caracas el año 2000, convocada en virtud de la visión estratégica de Chávez, pues los precios estaban deteriorados por la política pro imperialista de la Mega Banda delincuencial petrolera de PDVSA (su meritocracia).
  3. Esta política irritó a los gringos y a la burguesía Pro imperialista, pues se interrumpieron los planes de privatización de PDVSA, y en consecuencia, los planes de expansión de los grupos Polar, de la familia Mendoza, y el Grupo del que es propietario la familia Cisneros, familias, cuya intención era la de invertir en la industria petrolera como socios minoritarios del capital petrolero internacional. Minoritarios porque no tienen ni la capacidad tecnológica ni la capacidad financiera para insertarse en la industria petrolera en primera persona, sino que tienen que hacerlo como Lumpen Burguesía Proimperialista (LBP). Por otra parte, la Ley de Hidrocarburos y la Ley de Tierras, que son instrumentos necesarios para el avance de los planes nacionalistas y de desarrollo de la soberanía alimentaria, propuestas en la campaña electoral por el Polo Patriótico, contribuyeron a la irritación de los ganaderos, terratenientes, y a la burguesía periférica ligada al sector petrolero, organizada en la Cámara Petrolera de Venezuela, y los ganaderos, nucleados en CONFAGAN. Consolidando de esta manera los intereses de la Lumpen Burguesía Pro Imperialista, con los de la burguesía internacional, en una alianza de clases, financiada por el Departamento de Estado, para dar el Golpe de Estado de 2002, contra elpueblovenezolano.
  4. Esto fue lo que estimuló a organizarse políticamente contra él gobierno revolucionario y no la mala política económica, como dicen los economistas académicos autores de ¿Qué hacer? Ninguna política económica, neokeynesiana o neoclásica, impulsarían a la burguesía venezolana a derrocar a un gobierno, porque estas siempre la favorecen como en la época Pérez o de Caldera. Son políticas burguesistas, ni siquiera populistas, y nunca socialistas. Sólo lo hicieron por la política de transformación social que se quería y se quiere desarrollar, con la aplicación del excedente petrolero para lograr el pago de la deuda social y la transformación revolucionaria del país.
  5. Sí, es el excedente petrolero que antes retornaba al exterior vía contratos de servicio, y les llegaba a los bolsillos de Lumpen Burguesía Proimperialista venezolana. De tal manera que lo que los académicos imputan a falta de teoría y de técnica económica, es una política de transformación social, con otros fines, que son, el desarrollo de la nación y el desarrollo humano, y luego, la conservación de la naturaleza, y no la optimización del factor capital, que es lo único que ve un economista neoclásico, y es el objetivo básico de la política económica que se desprende de esa teoría, aunque se disfrace de humanista o bolivariana.
  6. El pensamiento maniqueo e infantil de estos economistas, los de la Quinta Columna Ideológica, que son intelectuales orgánicos de la Lumpen Burguesía Pro imperialista, los lleva a calificar las armas económicas de la burguesía como equivocadas. Esta burguesía genocida como lo demostró el 27 de febrero del 89 y el 11, 12 de abril del 2002, utiliza todas las formas de lucha para sojuzgar a los pueblos cuando están en juego sus intereses. Juzgar a la burguesía por las armas económicas que utiliza, es una ingenuidad demencial, infantil y suicida, de la Quinta Columna Ideológica. que son los Intelectuales Orgánicos de la Burguesía Pro imperialista.
Es confundir y engañar a la población. Estamos en una guerra como lo demostró el asesino de Capriles cuando ordenó el ataque a la población Chavista con un saldo de 11 asesinatos, asedió a la Presidenta del CNE, el ataque a 14 y más CDI, Mercales, y varios PDVAL que también fueron asaltados. Estos ataques, según estos economistas académicos, fueron provocados por nosotros. Por la política económica.

El problema de la interpretación neoclásica de una revolución

Estos economistas interpretan todos los hechos y políticas esenciales del proceso revolucionario, desde la perspectiva de la teoría neoclásica, pues para ellos, como se trata en lo fundamental de crear las condiciones macroeconómicas necesarias para que la actividad económica privada logre el óptimo de acumulación posible, por lo cual, lo que hicieron Capriles y la MUD y toda la ultraderecha se justifica, porque, dado que su visión se sitúa desde la perspectiva ideológica de la explotación del trabajo asalariado, en donde concuerdan con la mayor parte de los economistas -que son, como los definía Marx, funcionarios del capital-, toda la acción del gobierno revolucionario, constituye una provocación a los inversores, a la clase productiva capitalista, por lo que ésta, tiene el derecho a organizarse políticamente para combatir el gobierno que aplica políticas equivocadas.

El Dr. Felipe Pérez me dice:

En primer lugar, usted habla de un pensamiento económico único. En el anexo B de la Versión 4explicamos con detalle que ciertamente hay un consenso muy fuerte entre la mayor parte de los economistas del mundo sobre algunas cosas macroeconómicas básicas (falacia ad verecumdiam o falacia de la Autoridad Reverenda. Falacia en la que, para intimidar al adversario, se apela a una autoridad con la que no está bien visto discutir.). Ahí caen los modernos keynesianos, los neoclásicos y los marxistas (Marx era un economista clásico).

Los marxistas no sé a cuáles se refiere el Dr. Pérez Martí. Pero, en relación a la teoría cuantitativa del dinero, a la cual Ud., se refirió en el punto 7:

7. De los últimos déficits consolidados, ya elevados, alrededor del 70% ha sido financiamiento monetario, por parte del BCV. Esto ha generado que la liquidez monetaria ha estado creciendo en un 65% interanual, cifra astronómicamente alta, que genera mucha inflación, sin duda alguna, según una de las leyes más claras documentadas en la ciencia económica...(razonamiento falaz: ¿cuáles leyes? Las leyes de la economía no son del mismo tipo de las de la naturaleza, que siendo componentes de verdaderas ciencias, no son leyes sino hipótesis)

Al respecto Marx, escribió lo siguiente:

La ley según la cual la cantidad de los medios de circulación depende de la suma de los precios de las mercancías que circulan y del ritmo medio del curso del dinero puede expresarse también diciendo que, dada la suma de valor de las mercancías y dado el ritmo medio de sus metamorfosis, la cantidad de dinero o de material dinero circulante depende de su propio valor. La ilusión de que son, por el contrarío, los precios de las mercancías los que dependen de la masa de los medios de circulación y ésta, a su vez, de la masa del material dinero existente dentro de un país, es una ilusión alimentada en sus primitivos mantenedores por la absurda hipótesis de que las mercancías se lanzan al proceso circulatorio sin precio y el dinero sin valor y que luego, allí, una parte alícuota de la masa formada por las mercancías se cambia por una parte alícuota de la montaña de metal.(CAPITULO III EL DINERO, O LA CIRCULACION DE MERCANCIAS).

En relación a Adam Smith señala Marx lo siguiente en el Libro Contribución a la Crítica de la Economía política:

Al concebir el dinero, muy equivocadamente, como una simple mercancía (A. Smith), descarta tácitamente el problema que se refiere a la cantidad de las monedas en circulación". Pero esto sólo ocurre cuando A. Smith estudia el dinero ex officio. De vez en cuando, por ejemplo al criticar los sistemas anteriores de economía política, deja escapar la verdad: La cantidad de dinero amonedado se regula en todos los países por el valor de las mercancías a cuya circulación sirve de mediador...El valor de las mercancías compradas y vendidas en un año y en un país reclama una cierta cantidad de dinero para hacerlas circular y distribuirlas entre sus verdaderos consumidores, pero no podría encontrar empleo para más. El canal circulatorio atrae necesariamente una suma de dinero, que basta para llenarlo, y no admite más bajo ningún concepto (Wealth of Nations, libro IV. capítulo l).

De manera pues que los marxistas a los que el Dr. Pérez Martí, se refiere no tienen nada que ver con Marx.

Luego, el Dr. Felipe Pérez sigue diciendo:

Increíblemente, nuestra política económica no solo ha adoptado uno de estos extremos: los ha adoptado los dos. Ha sido keynesiana simple en la práctica, al actuar como si creyera que un aumento del gasto, con incrementos de dinero acompañándolo, siempre es expansiva del producto, independientemente de las condiciones macroeconómicas. Y ha sido neoliberal porque en el ciclo económico ha adoptado la política procíclica. Esas son dos cosas muy básicas del consenso, pues hasta una hormiga sabe que en tiempos buenos tiene que ahorrar, y en tiempos malos, vivir de lo que ha guardado en la cueva. Por lo tanto, una hormiga también es parte del consenso, pero no del consenso de Washington, como se ve claro ahora, sino del consenso de la sensatez natural.

La hormiga en este aspecto es igual a como son los economistas de la Quinta Columna Ideológica, Intelectuales Orgánicos de la Lumpen Burguesía Pro imperialista, que sólo interpretan el resultado de la lucha de clases, asignándole al pago de la deuda social, el carácter de política keynesiana ya que se efectúa mediante un plan agresivo de desarrollo de infraestructura, vivienda, además de un grupo de misiones sociales: educación, salud, cultura, microcréditos, y otras.

Los economistas son todos neoclásicos. No se dan cuenta que lo que fracasó es el modelo de capitalismo neo colonial, periférico. La teoría neoclásica fracasa al explicar el Capitalismo periférico.

  1. Otro de los puntos que la Quinta Columna Ideológica no toma en cuenta, y no responde ni discute es, que en Venezuela, debido al pobre desempeño de su capacidad tecnológica, la reproducción de los medios de producción está atada a la reproducción de las condiciones materiales de producción de los centros imperialista, y esto es lo fundamental y lo que determina el comportamiento y la ideología pro imperialista de nuestra Lumpen Burguesía. La cultura de la traición. Y tiene efectos en el incremento de los precios, por las mismas condiciones del aparato productivo. Los economistas de la Quinta Columna Ideológica (que en esto no se diferencia de cualquier capitalista), saben que todos los años es necesario prever la reposición de lo que se agota o gasta en la producción: materia prima, instalaciones fijas (edificios), instrumentos de producción (máquinas), etc.
  2. Los economistas de la MUD o los bolivarianos neoclásicos de la Quinta Columna, es decir, un economista cualquiera, es igual a un capitalista cualquiera, en cuanto ambos expresan, el punto de vista de la empresa y se contentan con reproducir la ideología que fundamenta la visión empresarial y, en consecuencia, la totalidad de los objetivos de sus políticas económicas están orientadas a reproducir las relaciones de producción capitalistas. Crear las condiciones macroeconómicas para que la lumpen burguesía pro imperialista explote a la clase obrera en nombre de sus amos. En esto consiste la Quinta Columna Ideológica. Son intelectuales orgánicos de la lumpen burguesía pro imperialista. El problema de la reproducción de las condiciones materiales no puede ser pensado a nivel de la empresa pues no es allí donde se encuentran las condiciones de su propia reproducción. La empresa está sujeta a las condiciones reales del resto del modo de producción, y en Venezuela, las condiciones de la reproducción están ligadas al resto del mundo imperialista. Lo que sucede en el nivel de la empresa, la necesidad de la reproducción, tiene que ser completada en sus relaciones externas.
Y sigue diciendo, el Profesor Felipe Pérez:

En particular, si ese gasto se financia con papel moneda, como ha hecho el gobierno en los últimos años de manera abusiva, y en unas condiciones macroeconómicas como las que se han impulsado, los resultados son catastróficos

Habla de los resultados catastróficos, y en esto él, y los demás economistas de la quinta columna, son idénticos a los economistas neoclásicos de la MUD, pues reproducen su propaganda de guerra en contra del gobierno revolucionario que comandó el Presidente Hugo Chávez, y en contra de los chavistas, para desacreditar los logros de la revolución. Para muestra sólo hace falta un botón:

Un incremento del gasto público (principalmente gasto corriente y no de inversión) que eleva la demanda agregada aunado a un aparato productivo cercado por las políticas del actual gobierno, que no genera crecimiento de la oferta agregada, hace que la inflación sea en el 2011 de 27.6 %, muy superior a la inflación de los países de mayor relación comercial con Venezuela generando una sobrevaluación importante de la moneda. (programa de la MUD)

Trino Márquez también coincide con los Economistas académicos:

...Los indicadores del propio Gobierno no mienten: mayo cerró con una inflación de 6%; proyectada llegaría, dentro de un año, a 72%; la que ya se registró en los últimos doce meses se montó en 35.2%; el índice de escasez admitido por el Banco Central llega a 20.5% (aunque algunos expertos señalan que anda por encima de 30%); 49.9% es el aumento experimentado por los precios de los alimentos en los recientes doce meses; en lo que va de 2013, el salto registrado en los precios es 19.4%, muy superior a las metas propuestas por el Gobierno, que se había fijado un tope para todo el año ubicado entre 14% y 16%; la brecha entre el dólar oficial y el paralelo es gigantesca (el marcador de la mayoría de los precios es, por supuesto, el innombrable); la inversión es la más baja de América del Sur, a pesar de Venezuela ser una potencia petrolera; tenemos la más baja tasa de productividad del continente; y, por añadidura, ocupamos los últimos lugares del mundo en materia de pulcritud y transparencia en el manejo de los recursos públicos; es decir, el Estado se encuentra entre los más corruptos del planeta.

Y el Dr. Felipe Pérez acepta la coincidencia en estos puntos:

Está demás decir que, más allá de los consensos mencionados en estos dos puntos de la economía, hay todas las fuertes disputas ideológicas que conocemos. No se trata de meras pequeñas diferencias, por supuesto.

El diagnóstico entre los economistas de la MUD y nosotros puede coincidir en algunos puntos, porque son cifras objetivas e innegables, de fuentes como el BCV y la CEPAL, y una doctrina común básica que es sensata, pero la propuesta es diametralmente opuesta, pues la nuestra, ante el capitalismo de estado, es la del socialismo.

La doctrina neoclásica, una doctrina común básica que es sensata, como dice el Dr. Felipe Pérez es la que permite los análisis de ambos grupos de economistas los de la MUD y los de la Quinta Columna Ideológica llegar a las mismas conclusiones catastróficas. Sólo que los economistas y técnicos de la MUD, están insertos en la guerra económica, acaparamiento para generar escasez y especulación e inflación e inducir la devaluación y estimular la fuga de divisas. Este proceso lo estimulan y dirigen como funcionarios del capital, de FEDECAMARAS.

Los Economistas de la Quinta Columna Ideológica se transmutan en Caballo de Troya cuando son funcionarios públicos y portan esta teoría que interpreta los datos del BCV y CEPAL con la teoría sensata que portan en el cerebro los economistas de la MUD. Y actúan como economistas ingenuos. Leen los datos de la guerra económica de acaparamiento como escasez, y la especulación como inflación. No ven la escasez de divisas como producto de la política de ventas de divisas que conduce al robo y el pillaje de nuestras reservas, sino como consecuencia de la política cambiaria.

En este punto entendemos que la matriz básica teórica sensata podría conducirnos a una consigna:

"La izquierda y la derecha unidas jamás serán vencidas"

Los resultados catastróficos, de bomba atómica económica, que arrojan los indicadores por la mala política económica, son:

Uno de determinantes sociales de la salud es la equidad, y Venezuela es hoy el país de la región con el nivel más bajo de desigualdad (según el Coeficiente de Gini), habiendo reducido la desigualdad en un 54% y la pobreza en un 44%. La pobreza ha pasado del 70,8% (1996) al 21% (2010) y la pobreza extrema se redujo del 40% (1996) a un nivel tan bajo como el 7,3% (2010). Cerca de 20 millones de personas se han beneficiado de los programas contra la pobreza, las llamadas Misiones. Hasta el momento, 2,1 millones de personas mayores han recibido pensiones de vejez, es decir, el 66% de la población, mientras que antes del actual gobierno sólo 387.000 recibieron pensiones.

La educación, determinante clave de la salud y la pobreza, es donde el gobierno bolivariano ha puesto un especial énfasis, asignando a ella más del 6% del PIB. La UNESCO ha reconocido que Venezuela está libre de analfabetismo y que es el tercer país de la región cuya población en mayor medida lee. Desde la guardería hasta la universidad, la educación es gratuita: el 72% de los niños asisten a guarderías públicas, el 85% de los niños en edad escolar asisten a la escuela, y hay miles de escuelas nuevas o restauradas (entre las que se incluyen 10 nuevas universidades). El país es el segundo de América Latina y el quinto del mundo en tener proporcionalmente más estudiantes universitarios. De hecho, 1 de cada 3 venezolanos está inscrito en algún programa educativo. También es un gran logro que Venezuela esté ahora al nivel de Finlandia como el 5º país del mundo cuya población se siente más feliz.

Antes del gobierno de Chávez en 1998, el 21% de la población estaba desnutrida, ahora Venezuela tiene una red de distribución de alimentos subsidiados con tiendas de comestibles y supermercados. En 1980 se importaron el 90% de los alimentos, hoy el porcentaje es menor al 30%. Han entregado 454.238 créditos a productores rurales. Cinco millones de venezolanos reciben comida gratis, cuatro millones de los cuales son niños y niñas en las escuelas y 6.000 comedores alimentan a 900.000 personas. La reforma agraria y las políticas agrícolas han aumentado la oferta interna de alimentos. El resultado de todas esas medidas de seguridad alimentaria es que la desnutrición es hoy tan sólo de un 5%, y que la desnutrición infantil, que alcanzó el 7,7% en 1990, hoy es del 2,9%. Se mire como se mire, se trata de logros sociales de enorme trascendencia para la salud de la población.

En cuanto la salud pública, algunos de los datos más importantes son:

* La mortalidad infantil se redujo de 25 por 1.000 (1990) a sólo 13 por 1.000 (2010);

* El 96% de la población tiene acceso ahora a agua limpia;

* En 1998, había 18 médicos por 10.000 habitantes, hoy hay 58

* Los gobiernos anteriores construyeron 5.081 clínicas a lo largo de cuatro décadas, mientras que en tan sólo 13 años el Gobierno Bolivariano construyó 13.721 (aumento del 169,6%);

* Barrio Adentro, el programa de atención primaria que recibe la ayuda de más de 8.300 médicos cubanos, con sus 7.000 clínicas, ha salvado aproximadamente 1,4 millones de vidas;

* En el 2011, 67.000 venezolanos recibieron medicamentos gratuitos de alto costo para tratar 139 patologías como el cáncer, la hepatitis, la osteoporosis, la esquizofrenia; hoy hay 34 centros de tratamiento de adicciones;

* En 6 años, 19.840 personas sin hogar han sido atendidas con un programa especial, y prácticamente no hay niños que vivan en las calles;

* Venezuela tiene ahora la mayor unidad de cuidados intensivos de la región;

* Una red de farmacias públicas vende medicamentos subsidiados en 127 tiendas, realizando ahorros entre el 34-40%;

* 51.000 personas han recibido tratamiento especializado para la visión en Cuba, y el programa de atención oftalmológica Misión Milagro ha devuelto la vista a 1,5 millones de venezolanos.

Estos economistas bolivarianos no se han dado cuenta que el problema de la guerra económica son estos indicadores expuestos más arriba. Estos indicadores expresan la aplicación de más de 700.000 millones de dólares, en la deuda social como cuestión básica para el establecimiento de una transición a una sociedad más justa, con un alto contenido social. Y posteriormente a una sociedad en la cual sea liberado el trabajador del yugo explotador del trabajo asalariado. Del yugo del capital. Y pulverizar el Estado Burgués como lo plantea el programa de la patria. Y esto no se puede lograr con la política económica que se desprende de la teoría neoclásico. Decir lo contrario es un acto de mala fe.

Ahora bien, en relación a la lectura que se hace de los datos de inflación y escasez, ninguno de los dos grupos de economistas, MUD y Quinta Columna, con la teoría sensata, no consideran, o es como si no existiese para ellos, la lucha de intereses nacionales e internacionales que actúan contra la revolución mediante una guerra económica y política, caracterizada por el acaparamiento de bienes de primera necesidad, para crear escasez planificada y justificar las alzas de precios especulativos y generar inflación. Ambos grupos leen sólo el resultado: escasez e inflación.

Además no expresan las fuertes disputas ideológicas que tienen, a no ser las variaciones sobre un mismo tema, por supuesto, sin tocar lo de la liberación de la clase obrera del trabajo asalariado, la lucha de clases, etc. Estos son los temas de discusión en un proceso revolucionario. Todos los demás, como los de la sobrevaluación, están transversalizados por la lucha de los intereses irreconciliables de la burguesía y los del resto de la sociedad.

Y sigue diciendo:

Lo segundo es que usted implica que el documento está de acuerdo con una devaluación, sin más ni más. Eso es una percepción equivocada, y debimos explicarla mejor para evitarlo. La paridad monetaria del país frente al exterior depende de factores fundamentales de la economía, explicados en el documento, y no de un capricho de un diseñador de política económica.

Luego, Ud. Señala:

Más bien al revés: la inflación es uno de los factores que ha causado la devaluación inevitable que hemos estado viendo en estos últimos meses: no ha sido una política proactiva del gobierno, sino una medida adaptativa a las circunstancias que lo han arropado (aunque es verdad que la ocasión para hacerlo fue terrible como estrategia electoral), y que describimos en el documento como un signo de alerta roja, de peligro inminente para la revolución.

No, por supuesto, no depende de un capricho de un diseñador de política económica. Precisamente, depende de los intereses del capital. De la acumulación capitalista. La devaluación es burguesista. En el caso venezolano todas las devaluaciones desde el año 1983, han estado vinculada a la protección de la acumulación capitalista de un aparato industrial neocolonial dependiente del capital transnacional.

Si investigamos acerca del origen de esta política devaluacionista nos encontramos que está enclavada en el combate de la burguesía imperialista contra los trabajadores por el año 1929. En vista de que los trabajadores se negaban a ajustar los salarios a la baja los gobiernos optaron por la devaluación, ...ni los gobiernos ni los defensores literarios de su política eran lo suficientemente francos como para admitir abiertamente que uno de los principales propósitos de la devaluación era una reducción del nivel de los salarios reales. Preferían en su mayor parte describir el objetivo de la devaluación como la eliminación de un supuesto desequilibrio fundamental entre el nivel nacional e internacional de los precios. Ludwig von Mises. La acción humana (1949)]. Argumento que todavía es esbozado por nuestros economistas de la Quinta Columna y del Caballo de Troya.


Fracaso del modelo capitalista neocolonial o periférico

Estos economistas unificados por la teoría sensata, no comprenden que lo que fracasó, es el modelo capitalista neocolonial y dependiente de las exportaciones petroleras del sector público para asegurar sus condiciones de reproducción del capital, por su pobre desempeño en la capacidad tecnológica.

A continuación algunos indicadoras del fracaso:

  1. Fracaso como exportadores. EL nivel monetario de la economía nacional lo determina el principal producto de exportación el Petróleo propiedad del Estado venezolano. Según el BCV (http://www.bcv.org.ve/c2/indicadores.asp), en el año 2011, por ejemplo el sector público exportó 90.173 millones de $, mientras que la empresa privada exportó solo 2.429. Pero en materia de importación, mientras que la industria del estado importa 16.496 Millones de $, las importaciones de la empresa privada son de 29.945 millones de $. El saldo de la empresa privada es negativo en -27.516. en consecuencia, los 27.516 millones de $ que necesita la industria nacional para funcionar lo aportan las exportaciones del sector público. Pero el BCV a través de cadivi y las subastas ¡les otorga también dólares a las empresas exportadoras! Caballo de Troya. Esto da una idea del nivel de dependencia de las exportaciones del sector público que tiene la empresa privada y todavía se quejan. Los economistas de la Quinta Columna Ideológica no dicen nada de esta dependencias estructural de las exportaciones petroleras del sector público
  2. Fracaso en el mantenimiento autónomo de la salud privada. Además del financiamiento que hace el sector público al aparato industrial de la burguesía venezolana, parte importante del gasto del Estado en materia de salud y educación se destina al pago de los HCM de los empleados del sector público, pago que se hace a las empresas aseguradoras. Esto se convierte en un mecanismo de financiamiento a las empresas de seguro y al sector privado de la salud, en consecuencia, la alta ocupación de las clínicas privadas se debe a ese financiamiento, su alta rentabilidad y beneficios se debe precisamente en última instancia a la renta petrolera. El gasto por este concepto es igual al presupuesto del Ministerio del Poder Popular para la Salud en detrimento de la medicina pública. De esto no habla la Quinta Columna Ideológica Intelectuales orgánicos de la Lumpen Burguesía Pro imperialista.
  3. Fracaso en el negocio educativo. Las subvenciones al sector privado de la educación, sirven para mantener la rentabilidad de los colegios y universidades privadas, casi en su mayoría, y la fuente de estos fondos tienen su origen en el valor de retorno de la exportación petrolera.
  4. Fracaso como Banqueros. La banca nacional e internacional privada, también dependen del valor de retorno de la exportación petrolera, debido a las colocaciones que hace el Estado en la banca privada para el manejo del presupuesto. De manera que los créditos que da la banca a sus empresas relacionadas y al público en general provienen en última instancia de la renta petrolera.
  5. Fracaso como inversionistas autónomos. Al mismo tiempo todos los sueldos y salarios pagados por el Estado provienen de las exportaciones del Estado. En consecuencia, el consumo que se produce con esos sueldos y salarios, las compras del Estado que hace a la empresa privada (Consumo Público), las contrataciones de ejecución de obras del estado a la empresa privada, también provienen de ese valor de retorno (VREXP) de la exportación petrolera, variable motriz de la economía venezolana.
  6. En conclusión: la burguesía venezolana Fracasó Históricamente. Estamos viviendo el fracaso, producto de su degeneración.

Las conquistas de la Lumpen Burguesía Pro imperialista en la época de las políticas neoliberales que la Quinta Columna Ideológica ni las menciona. El problema del ciclo devaluación-inflación-inflación-devaluación. Expliquemos

Recordemos que la crisis de acumulación capitalista, de los últimos años de los gobiernos de Luis Herrera y Jaime Lusinchi, se resolvió mediante el sacrificio de las capas medias, y de la clase trabajadora durante los gobiernos neoliberales de Carlos Andrés Pérez y Rafael Caldera.

Las crisis Financiera y Fiscal del Estado neocolonial venezolano en la IV República, fueron provocadas por la voraz apropiación del excedente petrolero por parte de la Lumpen Burguesía Venezolana, realizado de forma masiva y llena de codicia, en combinación con los partidos AD y COPEI, como lo están haciendo en este momento con la complicidad de la Quinta Columna Ideológica transmutada en Caballo de Troya en el BCV, Min Finanzas y SENIAT.

En la IV República, esa apropiación se hizo en la medida en que la lumpen burguesía adquiría activos financieros y no financieros en el exterior, endeudándose con los dólares que les entregaba el Estado Venezolano para comprar esos activos. De esa manera se endeudó en más de 35.000 millones de dólares con la banca internacional privada, deuda que no pudo pagar en el momento en que se agotaron las reservas internacionales, por efecto de la disminución de los precios del petróleo, y además porque PDVSA entregaba cada vez menos dólares, obligando al Estado a sucesivas devaluaciones para financiar los presupuestos crecientemente deficitarios, incrementando la deuda y aumentando los intereses bancarios ya liberados. La crisis de acumulación se profundiza cuando la banca internacional privada suspendió los créditos a las empresas de la burguesía y al gobierno venezolano.


En el Gran Viraje, VIII Plan de la Nación podemos leer:

A principio del año 1983, como consecuencia de la caída de los ingresos peroleros, la fuga de capitales al exterior y la suspensión del crédito externo por parte de la banca privada internacional, se produjo una severa crisis en el sector externo que determinó el agotamiento definitivo del modelo substitutivo, el cual había perdido su principal sostén que eran las fuentes generadoras del ahorro externo. Unidos a estos factores, las excesivas regulaciones administrativas, la condición oligopólica de la industria y las políticas públicas ineficientes.

La burguesía venezolana entró en una severa crisis de acumulación, ya que no pudo seguir el proceso de substitución de importaciones, en asociación con la burguesía internacional, principal fuente de producción y reproducción del capital de la Lumpen Burguesía Pro Imperialista. Así mismo el gobierno no podía hacer frente a sus gastos corrientes.

Para poder solucionar la crisis de reproducción del capital, la lumpen burguesía exige que el Estado reconozca su deuda y se llegue a un acuerdo con el FMI para poder reabrir la línea de créditos por parte de la banca internacional. El gobierno de Pérez accede.

Las medidas del FMI, exigían la unificación cambiaria con la eliminación de la tasa de cambio preferencial; determinación de la tasa de cambio en el mercado libre de divisas y realización de todas las transacciones con el exterior a la tasa flotante, llegando a una devaluación del 100%; la privatización de la salud y la educación, la reforma tributaria que incluía la disminución del impuesto sobre la renta a las empresas, de una tasa máxima del 50 % a las grandes ganancias, al 34 %, creando una disminución sustancial en los ingresos del Estado. Como consecuencia de esa reducción, se introduce el IVA, para que el ciudadano común pagara lo que dejaron de pagar los empresarios, transformando el sistema tributario en un sistema regresivo que distribuye los ingresos desde los más pobres a los más ricos. Contrario a la Constitución Bolivariana.

Además de esa sustancial modificación del régimen impositivo en favor de la burguesía, la transformación del régimen laboral significó la apropiación por parte de la burguesía de las prestaciones de los trabajadores. La liberación de las tasas de interés y de los precios de las mercancías y de los servicios públicos, contribuyó a la contracción del salario real empobreciendo aun más a la población.

Como consecuencia, las capas medias fueron estranguladas, y a la clase trabajadora se les disminuyeron sus salarios reales y nominales y se incrementó el desempleo, todo como parte de la estrategia de la burguesía para preservar sus niveles de ganancia. El Estado se dedicó a descargar la totalidad del coste de la «recuperación» sobre las espaldas de los trabajadores y los empleados públicos a base de reducir puestos de trabajo, salarios y prestaciones sociales, mientras los banqueros y las élites empresariales se enriquecían.

La rebelión popular contra las medidas orientadas a preservar la acumulación del capital y salvar a la burguesía endeudada, es respondida con la represión brutal del Estado Burgués mediante el uso de las fuerzas armadas al servicio de la burguesía pro imperialistas.

Actuó aquí, la fuerza represiva del Estado Burgués, contra la clase desposeída de medios de producción. Apareció con nitidez la dictadura democrática burguesa. La Lucha de Clases transitó a su forma armada. La burguesía utilizó su brazo armado, la policía y el ejército, contra una población desarmada. Se rompió el campo aparente de paz, expresado en la política convencional.

La burguesía consolidó su poder de acumulación sobre el resto de las clases sociales, a través de diferentes leyes como por ejemplo, la Ley de del Trabajo por medio de la cual se les logra arrancar a los trabajadores las prestaciones sociales, que eran derechos adquiridos a través de más de 40 años de lucha obrera.

Además de la disminución del pago de impuesto sobre la renta como ya dijimos, en la Ley de Impuesto sobre la Renta, se crea el mecanismo de protección de los activos y pasivos de los empresarios, de la inflación, mecanismo que deja inermes a los que viven de sueldos y salarios que no tienen mecanismos de protección contra la inflación.

En el parágrafo segundo del artículo 173 de la Ley de Impuesto Sobre la Renta se lee: Se consideran como activos y pasivos no monetarios, aquellas partidas del Balance General Histórico del Contribuyente que por su naturaleza o características son susceptibles de protegerse de la inflación, tales como: los inventarios, mercancías en tránsito, activos fijos, edificios, terrenos, maquinarias, mobiliarios, equipos, construcciones en proceso, inversiones permanentes, inversiones convertibles en acciones, cargos y créditos diferidos y activos intangibles.

Esta conquista de la burguesía en la legislación tributaria, y las medidas del FMI, se aplicaron después de la represión brutal del 27 de febrero, impuesta por las medidas del FMI. Es decir, la burguesía cobró su triunfo, luego de la masacre que ordenó y en virtud de ella.

Esta voracidad delincuencial de las empresas de la burguesía, nos muestra cómo, a pesar de la debilidad de la economía privada en comparación con la economía del Estado, aquella impone sobre ésta, a través del incrementos de precios y el acaparamiento, la devaluación, impactando los costos de los bienes importados, con lo cual, el empresario aumenta nuevamente sus precios, incrementando sus ganancias y su patrimonio por dos vías: 1. por el aumento de sus utilidades y 2. por la aplicación del Ajuste Por Inflación (API) procedimiento mediante el cual, el SENIAT les proporciona la posibilidad legal de aumentar su patrimonio en el monto de la inflación, con la aplicación del artículo 173 parágrafo segundo de la Ley de Impuesto Sobre la Renta, parágrafo 2 ya citados. 

Esta protección contra la inflación de los activos empresariales, aunado a la tasa impositiva del 34 % para las grandes ganancias, y la imposición del IVA, hizo que el impuesto sobre la renta se transformara en un impuesto donde los que más ganan son los que menos pagan, es decir, se volvió regresivo.

Esta protección que tiene la burguesía es uno de los factores fundamentales del incremento desmedido de los precios que se expresa en inflación. Es aquí donde se instala el ciclo Inflación-Devaluación-Devaluación-Inflación y no la cantidad de dinero en circulación. No es una relación entre mercancías la que puede explicar la inflación como Ud. siguiendo a la teoría monetarista expresa. Es una relación social de explotación favorecida por las conquistas de la burguesía para lograr la acumulación prácticamente sin límites, este aspecto es ocultado por la teoría monetarista. Por otro lado la devaluación como lo expresé en mi artículo, y expreso que:

Lo peor, de la Quinta Columna Ideológica y donde podemos apreciar su carácter de Intelectuales Orgánicos a la Lumpen Burguesía Pro imperialista es cuando señalan que una de las condiciones

previas para establecer conversaciones con los sectores productivos, privados y socialistas, deben anunciarse jornadas para hacer una Revisión (dentro de las R³) de las leyes y medidas que más han afectado negativamente el ambiente que necesita la inversión privada y cooperativa para producirse, como el tema de las invasiones, las expropiaciones inesperadas, las rigideces innecesarias del mercado de trabajo, el régimen cambiario, las condiciones macroeconómicas".

Según su opinión, la Asamblea Nacional, expresión de la mayoría del pueblo excluido de la propiedad de los medios de producción, tiene que revisar las leyes que favorecen a los trabajadores, para beneficiar el ambiente que necesita la inversión privada, en otras palabras, hay que desmontar las conquistas de los trabajadores y el pueblo para que la burguesía reconquiste los pocos privilegios perdidos en estos 14 años.

En este punto se evidencia claramente, el carácter de aliados de la burguesía y se pone de manifiesto el verdadero sentido político reaccionario de estaQuinta Columna Ideológica, que se disfraza de revolucionaria. En el próximo artículo, seguiremos abundando en el Concepto de Quinta Columna Ideológica.

Clazo13a@gmail.com

aporrea.org / Escuela Bolivariana del Poder Popular
@prensa_ebpp

(VIDEO) Campesinos rescatan tierras para producir alimentos al pueblo


Cultivos realizados por el consejo campesino sin maquinaria

Nilda Gómez quien forma parte del Consejo Campesino Compromiso 15 de marzo en el rescate de tierras en Cojedes

Las decisiones las toma el colectivo

Robiro de Jesús Azuaje por eso es que queremos estas tierras para trabajar

El campamento donde viven las familias campesinas

Rescate de tierras en Cojedes

William Enrique Torrealba queremos la tierra para producir y trabajar

Parte del Consejo Campesino "Compromiso 15 de marzo"

Semilleros para desarrollar las siembras

La auyama está creciendo como la esperanza

María Aparicio una de las voceras del consejo campesino compromiso 15 de marzo del 2013

Jueves,26 de junio de 2013.- En el mundo contemporáneo, la necesidad creciente de producir cada vez mas alimentos es una situación que todos enfrentamos, Venezuela es parte de esta realidad y cada día se hacen mas esfuerzos para solventar esta situación.

La actual situación en el área alimentaria que se ha complicado por el acaparamiento y desvío de las existencias por un lado y el mal uso de la tierra por otro, nos coloca en una situación de vulnerabilidad y escasez de alimentos que debemos enfrentar con determinación.

A partir de la aparición de la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario se ha venido desarrollando un proceso de rescate de tierras ociosas y de uso no conforme por parte de los campesinos venezolanos en todo el territorio nacional.

En esta ocasión le tocó el turno a la la población de La Vegas, en el estado Cojedes donde el Consejo Campesino Compromiso 15 de Marzo, desde el 19 del mes de febrero de este año 2013, está realizando el rescate del fundo La Ponderosa, viven en un campamento transitorio, en malas condiciones, fuera del predio. Se ha ido transformando de ser una tierra dedicada al monocultivo y al uso no conforme, siendo tierras tipo A, en tierras de producción de alimento para el pueblo. Sembrando de noche, sin maquinarias, auto financiados, trabajando con recursos muy limitados y gracias al esfuerzo de este colectivo, por sus propios medios, se ha ido logrando esta recuperación.

Miembros de el Consejo Campesino Compromiso 15 de marzo hacen un llamado al presidente de la República Nicolas Maduro, al Ministro de Agricultura y Tierras Iván Gil, al presidente del INTI y a todas las autoridades competentes para que los apoyen en este proyecto de rescate de tierras.

En el presente reportaje, realizado el 11 de junio, los campesinos revolucionarios cuentan la historia de la recuperación de estas tierras y nos comentan sobre sus expectativas, sus sueños, sus necesidades, sus esperanzas y sus planes.



aporrea tvi / Escuela Bolivariana del Poder Popular
@prensa_ebpp

NO HABRÁ SOCIALISMO, SI TRIUNFA LA ECONOMÍA BURGUESA

La Quinta Columna Ideológica IV

Carlos Armando Lazo

En los artículos que he publicado en aporrea (ver link al final) sobre este mismo la Quinta Columna Ideológica, expresé lo que me parece es el centro de la cuestión. Estamos viviendo lo que significa el carácter irreconciliable de los intereses de la burguesía pro imperialista con los del resto de la sociedad venezolana. Pero tenemos una Quinta Columna Ideológica (QCI) que cree que la economía subjetiva, Neo clásica, burguesa o como se le quiera caracterizar, es realmente una ciencia neutra como una ciencia natural.

Los economistas ligados al gabinete, ya sea del BCV, SENIAT o del MPP Finanzas creen en esto firmemente y no entienden, no comprenden, que estamos viviendo la arremetida más absoluta contra las reservas internacionales, o dicho de otro modo, contra el excedente del negocio petrolero, única forma de incrementar sus ganancias y destruir la política social para acabar con la revolución. Tan sencillo como eso.

Hemos visto con preocupación que se abrirá una nueva subasta de divisas. En la anterior asistieron más de 380 empresas. Esta estuvo destinada exclusivamente a las grandes empresas privadas de los sectores productivos nacionales, debidamente registrados ante el Registro de Usuarios del Sistema de Administración de Divisas (RUSAD) y activos ante el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT). Todas con miles de dólares en el exterior.

La primera pregunta que salta a la vista ¿por qué una subasta? Si el objetivo es asignar unos dólares para las empresas del sector productivo, porque no asignar la cantidad exacta que necesitan para sus importaciones, y fijar los precios en relación al $ oficial a través de esa comisión que se encarga de fijar los precios justos y no dejarlos a la libre, porque como toda la población venezolana sabe los precios serán fijados al precio del $ especulativo. La segunda pregunta ¿por qué a los exportadores les permiten no ingresar al BCV el 40 % de las divisas producto de sus exportaciones y además les asignan dólares de CADIVI? Esto estimula el mercado negro de divisas. ¿Si tienen dólares por qué no los usan para comprar sus suministros? No sigamos desangrando al país entregándoles dólares a los que ya los poseen.

Lo que hacen en realidad es encubrir la estafa que ejecutó la burguesía venezolana, a través de sus empresas, para apropiarse de manera ilegal del excedente petrolero, fundamento en la Venezuela Bolivariana de la lucha irreconciliable entre la burguesía y el resto de la sociedad. La QCI lo que hace con su política económica es fortalecer al capitalismo en detrimento del avance de la construcción del socialismo.

Por otro lado, otro de los factores institucionales a que conduce y conducirá cíclicamente a estas medidas de Ajuste Cambiario, es la Ley de Impuesto sobre la renta, la cual genera un mecanismo para el que los empresarios incrementen los precios de manera casi indefinida: la Ley de Impuesto sobre la Renta, aparte de la apropiación de las prestaciones sociales de los trabajadores por parte de la burguesía, (Petkof-Caldera), es otra de las conquistas de la burguesía en la legislación venezolana en la década de los 90s.

A través de ese instrumento logró, después de la represión brutal del 27 de febrero durante el gobierno de CAP II, que se les disminuya el impuesto sobre la renta del 50% a las grandes ganancias, al 34 % como lo es hoy en día en la V República, y se introdujera el IVA para que el ciudadano común pague lo que dejaron de pagar las empresas de la burguesía. Además, se crea el mecanismo de protección de la inflación, a los activos y pasivos de los empresarios, mecanismo que deja inermes a los que viven de sueldos y salarios que no tienen mecanismos de protección contra la inflación.

En el artículo 173 parágrafo segundo de la Ley de Impuesto Sobre la Renta se lee:

Se consideran como activos y pasivos no monetarios, aquellas partidas del Balance General Histórico del Contribuyente que por su naturaleza o características son susceptibles de protegerse de la inflación, tales como: los inventarios, mercancías en tránsito, activos fijos, edificios, terrenos, maquinarias, mobiliarios, equipos, construcciones en proceso, inversiones permanentes, inversiones convertibles en acciones, cargos y créditos diferidos y activos intangibles.

Se protege a la totalidad del negocio de la burguesía de la inflación. Esto crea las condiciones para que los aumentos de precios por parte de los empresarios no tengan límites, ya que mientras más ganan menos pagan ISLR. Y para eso está el IVA, para que nosotros paguemos lo que deja de pagar el empresariado. La inflación solo afecta a los que no pueden aumentar sus ingresos cuando los empresarios aumentan los precios, los trabajadores que viven del sueldo y de los salarios. Triunfo de la burguesía contra los trabajadores.

Además, a esta estructura regresiva de la legislación fiscal, se agrega la decisión del tribunal supremo de enero del 2006, donde se exime del pago de impuesto sobre la renta a las utilidades distribuidas de los accionistas, bajo el argumento de que estaban pagando doble el ISLR, como empresa y como accionistas.

Este conjunto de protecciones a la burguesía en la legislación, actúa como núcleo desde donde se dirige la política monetaria y cambiaria del BCV. Desde este arsenal de protección se induce a los economistas que constituyen un verdadero Caballo de Troya, en el BCV, de Min finanzas y del SENIAT, a desarrollar el paquete de ajustes. Sólo falta las privatizaciones, que por lo que se rumora que las empresas nacionalizadas serán reprivatizadas, por ineficientes.

Otras de las acciones de la QCI es haber permitido la alianza entre Alimentos Polar y Leche Pascual, transnacional española, que le costó a la nación 120 mm de $ de nuestros excedentes, en detrimento de Lácteos los Andes y del rebaño lechero que tanto ha costado en reconstruirlo, ya que lo compartiremos con Lorenzo el golpista. Y por si fuera poco esta alianza neocolonial favorece al avance del capital transnacional y fortalece al golpismo representado en Lorenzo Mendoza.

La situación se torna más grave cuando vemos que después de la reunión con el golpista Lorenzo Mendoza, resulta que los culpables del desabastecimiento somos nosotros, el gobierno revolucionario fue el que provocó el desabastecimiento. La guerra económica que puso al descubierto el Comandante Chávez, que resignificó, la escasez como acaparamiento y la inflación como especulación, desapareció, después de su ida.

Ahora resulta que hemos provocado que la burguesía se organice políticamente contra nosotros:

17. Desafortunadamente, ha sido en parte el propio gobierno, con sus políticas económicas, quien las ha estimulado a organizarse políticamente contra él, usando armas económicas equivocadas para ello. Esto se debe en mucho, además, a la falta de una efectiva política de apertura de canales de conversación para viabilizar soluciones mutuamente satisfactorias, que son perfectamente posibles, e imprescindibles, como diremos abajo. (documeneto ¿Qué Hacer?)

Además, den Golpes de Estado, efectúen el segundo bloqueo naval contra el gobierno revolucionario, durante el paro petrolero. El primero fue contra Cipriano Castro. Desarrollen una guerra económica para desestabilizar la revolución. Hayan asesinado más de 600 compatriotas chavistas en su mayoría campesinos ejecutados por sicarios contratados por ganaderos, y por último asesinaron a 11 compatriotas revolucionarios, asaltaron CDIs, casas habitadas de la Misión Gran Vivienda Venezuela. Asediaran a la residencia de la Rectora del CNE. Intentaran incendiar la residencia de William Izarra y demás hechos delictivos estimulados por el grito de guerra Salgan a Drenar Su Arrechera propalado por el candidato perdedor. Y ni siquiera lo han llamado a la fiscalía.

Señores seamos serios y no demos tantas vueltas. O hacemos la revolución o perdemos el referéndum si acaso llegamos a esa fecha. La revolución no se puede hacer con las armas melladas del capitalismo. Como lo dijo el Che.

¡Salvemos la Revolución! ¡Rescatemos el legado del Comandante Chávez!

aporrea.org / Escuela Bolivariana del Poder Popular
@prensa_ebpp